El Transhumanismo

El Transhumanismo no es el argumento de películas de ciencia ficción como “Desafío total” del 2012, es un nuevo acceso en el campo de la ciencia y la tecnología que se asientan sobre una estructura global y el comportamiento del ser humano, investigan a escala métrica el sistema más complejo, “El cerebro Humano”.

El Transhumanismo promueve el acercamiento interdisciplinario para llegar a comprender y poder determinar las oportunidades de mejorar a la humanidad, exclusión del sufrimiento innecesario, aumentar las capacidades intelectuales y físicas, erradicación de enfermedades.

Hasta ahí todo muy bien, ¿verdad? para que ese fuese el único objetivo a alcanzar.

Quienes están a favor del Transhumanismo esperan que mediante el uso responsable de la ciencia, tecnología y otros medios, finalmente nos convirtamos en seres tan capacitados como “Dioses”. No saben discernir que lo que esperan es algo irracional, todos los que están en el nivel superior del movimiento transhumanista son personas controladoras, se creen con el derecho de manipular a la raza humana.

La ingeniería genética, la nanotecnología, el proyecto del cerebro humano, el cazador de almas, la telepatía sintética, son algunas de las armas que utilizan. Todo esto en pleno siglo XXI aunque sea imperceptible para el ojo humano, es lo que las armas atómicas fueron en el siglo XX.

 

¿Son nuevos estos experimentos?

Ya en los años 60 comenzaron los primeros experimentos, los neurocientíficos a no ser figuras públicas comenzaron con estos ensayos no consensuales.

El científico español José Delgado introdujo un implante de electrodos en el cerebro de un toro, que permitía la estimulación y el registro del cerebro demostrando que la estimulación del cerebro, además de influir en el comportamiento autónomo, somático y motor, puede modificar manifestaciones psicológicas como la ansiedad o la agresividad. El toro es un animal bravo, y así se puso, furioso y comenzando atacar a los presentes, José Delgado se quedó quieto portando en la mano un control remoto, no se movió del sitio mientras el animal avanzaba hacia él, presionó un botón y en ese instante el toro se detuvo girándose hacia otro lado.

En esa misma época en Noruega otro pionero de estas investigaciones fue el Dr. Jacobson, los dos fueron contratados por la C.I.A.  Colaborando en proyectos de “control mental” durante la Guerra Fría.

En nuestros días se ha llegado a la perfección total del desarrollo inicial que dio comienzo en aquellos años.

¿Qué pueden hacer con nuestro cerebro con esta tecnología?

Comenzando con que se trata de nuestros pensamientos y nuestras experiencias, algo que es tan personal, tan nuestro, el imaginar que llegan a googlear nuestra memoria hasta el punto de poder incluir recuerdos falsos, algo tan drástico, se hace incomprensible.

Pero por muy incoherente que nos parezca es una realidad, ha habido experimentos de “Control Mental Absoluto” que han sido públicos;

300 estudiantes de Universidades se prestaron para el ensayo, se les implantaron recuerdos falsos y ellos lo sabían, aún así pensaron que eran sus recuerdos verdaderos.

Hasta el momento lo usan los militares y agencias secretas, este tipo de “Telepatía sintética” es apta para llegar a leer el pensamiento del ser humano, de ver con nuestros ojos y de llegar a mantener una conversación directa con nuestros pensamientos por medio de la Nanotecnología. Un nanómetro es una millonésima parte de un milímetro, es tan minúsculo que tan solo es perceptible a través de microscopio, estas máquinas están fabricadas en aproximadamente 50 nanómetros y llegan a interactuar por medio de la fuente fotovoltaica, pueden hablar y modificar los neurotransmisores de nuestro cerebro y de esta forma comunicarse con nuestra mente, todo este proceso lleva a convertir nuestro cerebro humano en una súper-computadora.

¿Cómo pueden hacerlo?

El chip no fotónico es un enlace directo al súper-computador, él subconsciente del ser humano realiza ciento de miles de cálculo en el cerebro cada segundo, cuando pueden entrar en el subconsciente pueden programar y llenarlo de datos que no reconocemos en absoluto, se podría decir que es una tecnología compleja y artificial.

Se dice que el proyecto en seres humanos revelara el misterio completo del cerebro

El objetivo final de estos “Chip Cerebrales” sería aumentar el intelecto humano miles de veces. Con los avances constantes de esta tecnología esto podrá ser posible y “Ellos” convertirán al cerebro humano en una “Supercomputadora”. Con esta tecnología podrá hackear nuestra memoria e incluso nos podrán insertar falsos recuerdos, pero qué pasaría si se descargan recuerdos equivocados? ¿Y si la memoria de un crimen que no cometiste se descarga en tu mente?

Proyecto mapa de la actividad cerebral

En Abril del 2013 el presidente de Estados Unidos, Obama, anunciaba la iniciativa del “Proyecto Humano” (The Human Brain Project), serán 10 años de investigación y tendrá un coste de 100 millones de Dólares, en este proyecto están implicadas tres agencias gubernamentales (El Instituto Nacional de Salud, La Agencia de Proyectos de Investigación de Defensa Avanzada, y la Fundación Nacional de las Ciencias), así como instituciones privadas, incluyendo científicos de las universidades Rockefeller y Stanford. Lo que ya dice muchísimo.

Michio Kaku, físico teórico estadounidense, declaro en una entrevista hace unos meses que;

El mapa del cerebro nos hará inmortales” y  que vamos a tener dos discos en el futuro, el del genoma, con todos los genes de nuestro cuerpo, y el del conectoma, el mapa de las conexiones neuronales con las memorias, las sensaciones y la personalidad. Todo estará en dos discos. Obama y la UE invierten en esto porque a corto plazo podremos entender las enfermedades mentales. A largo plazo, podremos vivir para siempre. Incluso después de morir, nuestro genoma y nuestro mapa mental sobrevivirán. Podremos resucitar sensaciones y recuerdos. En cierto sentido, nos convertiremos en inmortales”.

Hace aproximadamente 3 años atrás (2011),  la CNN escribió un artículo señalando que de 4 a 8 años tendríamos implantados CHIPS de modificación de conducta en nuestros cerebros, pienso que no iban mal encaminados y sabían muy bien lo que decían.

¿Qué es y cómo funciona la telepatía sintética?

La denominación la utilizó DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa) para sí misma, significa que hablas con tu pensamiento sin llegar a pronunciarte (te comunicas, pero no con tu lenguaje  verbal normal) los otros pueden leer tus pensamientos y tu comunicarte. Es decir, son dispositivo capaz de transformar las señales emitidas por un aparato en señales comprensibles por otro cerebro-máquina, que interpretan las ondas cerebrales y las convierten en instrucciones para los ordenadores.

En un futuro no muy lejano, si no es ya en estos momentos, la gente con un gran poder adquisitivo podrán tener este tipo de implantes e incluso clonar recuerdos.

Pero lo que más nos debería de preocupar es lo que tienen en la “Agenda” estos proyectos, la clonación del ser humano a estas súper-computadoras, pudiendo así clonar la mente humana.

Estaríamos programados para estar feliz, triste o nerviosos sin motivos aparentes, cambiarían nuestras emociones, pensamientos, comportamientos y las funciones de la memoria.

Hace aproximadamente 20 años se hicieron implantes a través de la nariz y el cuello, ya la cicatriz eran apenas perceptible, hoy en día tan solo necesitan ponerte una inyección en la sangre, este es el gran peligro de la nanotecnología. Cuando llegan al torrente sanguíneo tienen antes que pasar por diferentes tipos de frecuencias, luego irán al cerebro adhiriéndose a las frecuencias concretas.

Conclusión:

Si este avance de la tecnología que nos venden como sofisticado y fantástico que está pensado con fines de paliar problemas en el ámbito (médico, económico, de seguridad ciudadana, político…) tiene el alcance de volvernos agresivo o letárgico, si pueden leer las señales del pensamiento y el pensamiento subconsciente, estaríamos hablando de que es un arma a la perfección para la tortura mental, tan poderoso que explota, acosa, viola y controla la mente de los seres humanos, ¿A qué estaríamos abriendo la puerta, no estaríamos vendiendo nuestra alma al diablo?.

No habrá forma de proteger contraseñas, secretos personales, números de nuestras cuentas, toda nuestra intimidad quedaría al descubierto, se les da el derecho de que recopilen nuestra propia interioridad, lo único que nos queda verdaderamente nuestro.

Es cierto que no poseemos una memoria integra, es limitada, no tenemos la aptitud de comprender más de tres dimensiones o más allá de nuestros cinco sentidos, pero ante todo somos personas reales, personas de carne y hueso, con nuestras virtudes y con nuestros defectos porque eso es lo que nos hace humanos. La vida humana no puede ser reducida a un número de 16 dígitos en un chip incrustado bajo la piel o inyectado, en ningún caso.

En mi vida cotidiana quiero ser capaz de distinguir lo que son los valores éticos y los que no, considerarlos interiormente, vivirlos y realizarlos. La libertad se acrecienta mediante la superación del obstáculo y no mediante su desconocimiento. No rechazo la tecnología, pero si me resisto a las “Agendas Transhumanista”.

Por ultimo os dejo algunos datos que parece que se les olvidan mencionar.

Informes de prensa de diversos países han indicado recientemente que la implantación de Chips identificativos en los animales de compañía puede predisponer al desarrollo de tumores en el lugar del implante”.

“El chip RFID de identificación electrónica fabricado por VeriChip en Florida, fue aprobado para su implantación en humanos por la FDA (Food & Drugs Agency, Agencia de Drogas y Alimentos) en 2005 y ya está en uso, sin embargo algunos estudios, ya en 1996, revelaron que un alarmante número de animales de laboratorio habían desarrollado tumores cancerosos a causa del chip. Un estudio de 1998 reveló que hasta el 10% de animales de ensayo desarrolló tumores malignos, por lo general en torno al implante”.

Yoneji Masuda, “Padre de la Sociedad de la Información”, ya en 1980 expresó con preocupación;

“Que nuestra libertad está siendo amenazada, al estilo Orwelliano, por la tecnología cibernética totalmente desconocida para la mayoría de las personas. Esta tecnología conecta los cerebros de las personas, mediante microchips implantados, con satélites controlados por supercomputadoras terrestres”.

 

Be the first to comment on "El Transhumanismo"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*