Civilizaciones Antiguas – Los Dropas

¿En realidad existen evidencias físicas de la presencia de una raza extraterrestres conocida como Los Dropas? ¿En realidad su generación aún perdura? ¿O es tan solo una leyenda?
Primeramente me gustaría aclarar que no existen evidencias científicas ni de ningún tipo de que la historia que se cuenta sobre Los Dropas del Tíbet y sus famosos discos hallados sean reales, desde que en 1962 saltara la noticia en una publicación ha sido un tema lleno de controversias y especulaciones.

Tampoco hay indicios de que existieran el profesor Chi Pu Tei el que haría el descubrimiento,  y posteriormente el que tradujera los discos Dr. Tsum Um Nui. Ningún investigador ha sido capaz de constatar la existencia de ambos.

Lo que si es cierto es que los denominados Dropas  o Drokpa (Hombre de la montaña) y los kham son pueblos que realmente existen en el Tíbet, pero los Dropas no son de bajas estaturas ni delgados con cabezas deformes, sus rasgos son indo-arios y budistas, aunque a causa del analfabetismo generalizado sus enseñanzas religiosas han ido pasando de generación en generación, pero no como el budismo del Tíbet moderno, se parecen más a la religión animista pre-budista, más conocida como Bonchos.

La historia de los Dropas y los Discos

En 1938 el profesor de arqueología  Chi Pu Tei, de la Universidad de Beijing, puso rumbo junto a sus estudiantes a una expedición de cuevas que se entrelazan en las montañas de BayanKaraUla, sobre las fronteras de China y Tíbet.

El profesor Chi Pu Tei,  y sus estudiantes descubrieron que las cuevas era un complejo de túneles y despensas, las paredes cuadradas y cristalizadas, pensaron que las cuevas había sido donde habitaran alguna especie de primates desconocidos, pero según realizaban otros descubrimientos tales como Pictogramas sobre las paredes con detalles del cielo, el sol, la luna, estrellas y la tierra con líneas de puntos conectadas, lugares de entierro con unos extraños esqueletos, pequeños, delgados y con cráneos muy desarrollados se dieron cuenta de que la idea de que hubieran sido primates era totalmente errónea.

El profesor Chi Pu Tei dijo -¿Quien conoce algún primate, que entierre a otro?-

Mas impresionados se quedaron cuando hallaron semienterrados un disco de piedra que sin lugar a duda, había sido realizado por las manos de seres inteligentes, el disco tenía 22,7 cm de diámetro y 2 cm de grosor con un agujero en el centro totalmente circular de 2cm de diámetro del que surgía un surco fino en espiral hacia el exterior con caracteres escritos. Según la antigua leyenda china se hallaron 716 discos.

Dicho discos contiene secretos históricos de una raza extraterrestre qué eran conocidos como Los Dropas, pero nadie conocía el significado de los mensajes, los discos fueron archivados junto a otros hallazgos encontrados, durante el transcurso de 20 años expertos de Pekín intentaron traducir el disco hasta que finalmente el Dr. Tsum Um Nui descifró los caracteres jeroglíficos, pero “La academia de Pekín de prehistoria” prohibió tajantemente dar a conocer nada relacionado con los discos y los hallazgos.

Pero el profesor chino tuvo el valor de publicar su artículo en 1962 en el cual afirmaba que los discos fueron dejados por extraterrestres, cuya nave al tener que hacer un aterrizaje forzoso sufrió un accidente en las montañas del Tíbet, a causa de no poder reparar su nave los extraterrestres tuvieron que quedarse aquí para siempre. Y los Dropas es la generación de aquellos seres que llegaron hace 12.000 años.

La historia de los Dropas ha tenido mayor repercusión en los últimos años principalmente porque muchos piensan que detrás de todo existe un complot para ocultar esta información.

De una forma u otra tanto para algunos ufólogos como para investigadores la historia les hace manifestarse algo escépticos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*