Asesinato Sin Resolver – Beth Short

Advertencia, al tratarse de hechos reales y bastantes crueles debes de saber que puede herir la sensibilidad del lector.

A las 10 de la mañana un 15 de enero de 1947 una madre que paseaba con su bebé vio algo en un baldío en la calle 39 y Norton, inmediatamente llamó a la policía, lo que hallaron era indescriptible, el cuerpo desnudo de una mujer de 15 a 20 años de edad partida en dos.

Las dos piezas estaban colocadas en el pasto, las piernas abiertas. El cabello negro con unos matices rojos había sido lavado al igual que el cuerpo, tenía señales de golpes en la cabeza y mutilación producida por un cuchillo. La cara era bonita, pero ahora tenía una sonrisa permanente, cortada casi de oreja a oreja.

El cuerpo no identificado fue llevado al depósito local registrado como “Jane Doe 1”. Los reporteros se ofrecieron ayudar a la policía, el periódico The Examiner  tenía una máquina de fotos parecida al fax, las huellas del cuerpo fueron mandadas a la oficina Hearst en Washington D.C. y luego transportadas a la sede del FBI.

Encontraron una coincidencia, Jane Doe era Elizabeth Short, sus huellas estaban en los datos porque trabajó en la base del ejército en Camp Cook, California. También tenía ficha policial al ser detenida el 23 de septiembre de 1943, por beber siendo menor de edad.

Fue el caso de asesinato más famoso y atroz en la historia de Los Ángeles.

Informe de la Autopsia

La autopsia mostró los hechos indecibles de su muerte.

  • Le habían golpeado en la cabeza varias veces, tenía señales de haber sido amarrada.
  • Su cara y su cuerpo habían sido apuñalados, heridas no profundas rasgaduras suficientes para penetrar la piel.
  • Piezas de carne habían sido arrancadas del muslo y metidas en las aberturas anales y vaginales.
  • Sus pechos habían sido lacerados y mostraban múltiples quemaduras de cigarrillos.
  • Como el cuerpo fue lavado, fue imposible saber si el asesino tuvo sexo con ella.
  • Los patólogos notaron una cuchillada de 10 cm en su pubis, su cara fue cortada para formar una gran sonrisa y al final su cuerpo fue cortado en dos en la cintura.
  •  Exámenes del estómago revelaron que el asesino la alimento a la fuerza con excrementos humanos antes de matarla.
  • Había sido brutalmente torturada durante unas 72 horas estando consciente.
  • La autopsia determinó que “había muerto debido a una hemorragia producida por un fuerte golpe que le causó un severo traumatismo cerebral y por las laceraciones del rostro”.

Biografía resumida

Elizabeth Short era la tercera de cinco hermanas, Elizabeth nació en Massachusetts el 29 de Julio de 1924, fue una estudiante normal que tenía aspiraciones mayores que ser la más bonita de Medford, su padre Cleo Short, empezó un negocio en los años 20 pero la crisis de 1929 y la depresión siguiente, lo arruinó. Su coche abandonado fue encontrado estacionado en un puente, la policía supuso que se había suicidado.

La madre de Elizabeth, Phoebe, crió a sus hijas lo mejor posible pero tenían que sobrevivir de la asistencia pública. Enseñó a vivir a Elizabeth con poco dinero pero siempre aspirar a más.

Betty (como la llamaban sus familiares) era asmática, pasó algún tiempo en Florida en su época de adolescente donde trabajaría de camarera. Cuando comenzó la guerra conoció a un bombardero de la Fuerza Aérea, se enamoraron y planeaban casarse, al cabo de un tiempo recibió una carta de la madre de él dándole la noticia de que murió cuando su avión sufrió un accidente.

La familia Short recibió noticias de su padre Cleo, no se suicidó, sino que huyó a california Betty se mudó para estar con él. Pero sus sueños de ser descubierta en Hollywood no se iban a cumplir allí, en contra de su padre pasó mucho tiempo en la Base Camp Cook, tenía 18 años y muchos admiradores masculinos.

Al final terminaría marchándose a Hollywood para ser una estrella del cine rica y famosa, tenía belleza, cabello oscuro, piel clara, y un cuerpo delgado bien cuidado. No tenía entrenamiento pero si actitud. Según sus parientes y amigos era buena, coqueta, amiga cercana, pero siempre esperando a que llegara algo mejor, aunque nunca llegó a tener amistades profundas los que la conocieron vieron una combinación de pretensión y vulnerabilidad en sus ojos azules y su gusto por vestirse de negro, eso, más una novela en 1944 de Alan Ladd,” The Blue Dahlia” le darían su apodo: The Black Dahlia.

Un pasado misterioso

Beth había ganado dinero como modelo para artistas, según los rumores, al menos un trabajo era posar desnuda con otras mujeres, eso añadió morbo a la historia de misterio y asesinato.

En la investigación no se pudo confirmar que Beth fuera prostituta como se define legalmente. Los secretos de la autopsia eran suficientes para provocar rumores pervertidos, un periodista llegó a decir que ella tenía una patología que le impedía tener relaciones sexuales normales, el reportero dedujo que era lesbiana.

En 1943 conocería a Georgette Bowerdorf, la cual tenía un pasado diferente al de Beth, era la hija del multimillonario George Bowerdorf, iba a las mejores escuelas y nunca le faltaba dinero, Georgette fue hallada muerta en la bañera de su apartamento en Sunset Strip, desde Nueva York, su padre declaró que se había caído en la bañera y se ahogó, pero el coronel de los Ángeles descubrió otra cosa, la habían amordazado, ahorcado, violado y matado.

Se llegó a pensar que los dos casos tenían relación e incluso que podría haber sido el mismo autor.

Investigación

La policía interrogó a casi 200 delincuentes sexuales pero no encontraron sospechosos sólidos. Sabían que nadie había visto a Elizabeth Short durante una semana entera antes de su muerte.

¿Qué habría ocurrido durante esa semana? ¿Quién lo hizo? ¿Dónde? ¿Por qué? Muchos interrogantes pero pocas repuestas.

El 24 de Enero llego un paquete a las oficinas del periódico Los Ángeles Examiner con un mensaje:

“Pertenencias de Dahlia, esperen una carta”, la carta nunca llegó. Pero adentro estaban los objetos personales de Beth.

-Dos comprobantes de maletas de una terminal de autobuses.

-Una libreta de direcciones sin varias páginas y con el nombre Mark Hansen en la tapa.

-Su acta de nacimiento y fotos.

Hansen, la última persona conocida que vio a Short con vida se convirtió en el primer sospechoso, pero ninguna pista dio fruto.

También surgió el nombre del productor Mark Hellinger quien declaro que le había visto muchas veces y su socio intento conseguirle papeles en películas, pero no sabía nada sobre la semana en que desapareció.

Poco a poco las pistas se acababan, asesinatos y otros crímenes pusieron en desorden la búsqueda. Uno de los detectives Harry Hanson siguió el caso desde su retiro, supuestamente, recibió la llamada de un hombre que tenía información sobre el asesino, pero nunca volvió a llamar.

Su belleza, su vida misteriosa y su asesinato sádico cautivaron a los que estaban investigando el caso, incluso medio siglo después, aun es un caso que atrae, el escritor Arthur John Gilmore reveló que detectives sospecharon de un criminal llamado Jack Wilson que había robado y cometido ataques sexuales tenía la descripción del hombre visto con georgette Bowerdorf, Wilson dio una descripción detallada de los últimos días de Beth a un informante, señalando a un travesti como el asesino, su historia incluía detalles que coincidían con los que estaban en el informe secreto del coronel, antes de que la policía lo localizara y arrestara murió en un incendio en un hotel.

El caso de Black Dahlia tenía todos los atributos de una película de Hollywood, encanto y sangre, intriga de alto nivel y sospechosos, detectives tenaces, lo único que no tenía era un clímax satisfactorio, como el caso de Jack el destripador aún captura la imaginación, porque el caso de Elizabeth Short siempre será marcado

Fue un asesinato sin resolverse.

Be the first to comment on "Asesinato Sin Resolver – Beth Short"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*